Canal RSS

Razones

Desde 1993, cuando empecé a reportear temas sobre seguridad y justicia, se destinaron millones de pesos para la profesionalización de los cuerpos policiacos, la compra equipo de vanguardia, la construcción de toda clase de bases de datos contra el crimen. También, desde entonces, han sobrado los discursos apasionados de los políticos que tras un micrófono, frente a una pantalla o auditorios, generalmente de acarreados, que con voz grave repiten lugares comunes, decenas de frases hechas: “no más impunidad”, “vamos contra los criminales”, “ni un paso atrás”, “todo el peso de la ley” o “no habrá tregua para los criminales”.

Sin embargo, desde entonces y hasta ahora, los recursos han sido prácticamente tirados a la basura, la profesionalización es cuestionable, el equipo insuficiente y cada sexenio las bases de datos se pierden en algún lugar. Y los discursos siguen siendo igual de encendidos y huecos.

Las consecuencias resultaron ser las esperadas, más corrupción, más impunidad, más ineficacia de los cuerpos de seguridad, mayor inseguridad y la procuración y administración de justicia rebasadas, y así el caos se ha ido apoderando de las instituciones y el Estado ha sido suplantado por los criminales en la mitad del territorio nacional.

Los periodistas aún tenemos mucho que informar, explicar y denunciar, este espacio busca concentrar y aportar datos, cifras, análisis, reflexiones y evidencias, que sirvan para la discusión, la conciencia y el urgente cambio que requiere el país.

Siempre he pensado que el periodismo es un estilo de vida y un servicio, que comencé en 1993 en el periódico El Norte de Monterrey, luego fundamos Reforma, y transité por las redacciones de El Economista, El Universal, Milenio, W-Radio, El Independiente, La Crónica, Canal 22 y ahora en 24 Horas . También he colaborado con las revistas Gatopardo, Chilango y el diario Siglo XXI de Guatemala, y desde hace dos años en MVS-Radio.

También he tenido el privilegio de trabajar, desde 2004, para la Sociedad Interamericana de Prensa, investigando y dando seguimiento a los casos de periodistas asesinados, secuestrados o desaparecidos en México, y desde esa trinchera peleando, de distintas formas, contra la impunidad en los casos de libertad de expresión.

Soy coautora de cuatro libros, uno de ellos ganador del Premio Planeta de Periodismo: Con la Muerte en el Bolsillo, seis desaforadas historias del narcotráfico en México, y en 2005 obtuve, junto con Darío Fritz, el Premio Nacional de Periodismo, género reportaje de investigación.

En este camino, también he co-dirigido dos documentales, El crujir de las palabras y El Castigo de estar vivos; además he podido organizar e impartir cerca de 50 diplomados, talleres o cursos en México y Latinoamérica sobre transparencia, periodismo de investigación, ética y periodismo bajo riesgo.

Es un proceso, una ruta, en la que aún falta mucho por aprender y por recorrer.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: